El extremismo de un economista que presentan como gurú del “proceso consciencial”

Publicado en: PERSONAJES | 0

Emilio Carrillo

Afirma que los medicamentos no se venden para curar «sino para ganar dinero», de forma que los pacientes «puede que se curen» de algunas patologías, pero al mismo tiempo tienen el riesgo de contraer otras». Sobre las vacunas, acusa a las autoridades sanitarias de manipular a la opinión pública con «las pandemias» para que «nos terminemos metiendo cosas en el organismo que no tendrían por qué estar ahí».

 

 

Emilio Carrillo, es un economista que en los últimos años ha escrito numerosos libros sobre sus particulares experiencias espirituales que aglutina en una propuesta que llama «el proceso consciencial».

 

Carrillo, quien también se ha dedicado a la política, ejerciendo cargos públicos (fue vicealcalde de Sevilla), mantiene una prolífica actividad como conferenciante, ofreciendo charlas sobre algo que rotula como ‘despertar de la consciencia’. Carrillo asegura en varios vídeos colgados en su blog que tuvo una experiencia cercana a la muerte en la que entró en contacto con «seres de luz» y con «una figura como Cristo Jesús».

 

En su último libro, titulado Consciencia, dice que con esta obra propone «hacernos conscientes de diversos aspectos fundamentales que afectan directamente a nuestras vidas, y nos sugiere el camino para llegar a vivir en consciencia… Aprendemos así a honrar nuestros dones y talentos, a contribuir a que nuestros hijos saquen lo mejor de sí mismos o a afrontar la denominada ‘enfermedad’ y la denominada ‘muerte’», afirma.

 

El extremismo de sus ideas

 

En sendas charlas tituladas “Prácticas cotidianas de conexión con nuestra divinidad” -dadas en la Facultad de Ciencias de la Empresa de la UPCT en 2014 y 2015-, Carrillo expuso su teoría sobre el “despertar” de la consciencia; afirmando que “somos seres divinos encarnados en un cuerpo humano, pero nuestra esencia es divina”, ya que “Dios es cada uno de nosotros”.

 

En este ámbito universitario, Carrillo aseguró que “toda enfermedad es sanadora porque impulsa nuestro proceso consciencial”. Es decir, las enfermedades y sus síntomas físicos “tienen su origen en el interior, tienen un porqué y un para qué”. La toma de consciencia permitiría así que la enfermedad ya no sea “necesaria”, lo que posibilitaría la eliminación de los síntomas físicos, aunque en algunos casos ese proceso “llega más allá de nuestra vida”, una vez la enfermedad ha llevado a la muerte. Carrillo también hizo alusión al reiki, una pseudoterapia basada en la imposición de manos. El conferenciante animó a quienes practican esta técnica a “gozar del don de la movilización de la energía”.

 

Para mayor extremismo, en algunos de los vídeos colgados en su blog carga contra las farmacéuticas, a las que considera parte de una élite mundial que pretende «controlar y dominar». Afirma que los medicamentos no se venden para curar «sino para ganar dinero», de forma que los pacientes «puede que se curen» de algunas patologías, pero al mismo tiempo tienen el riesgo de contraer otras». Sobre las vacunas, acusa a las autoridades sanitarias de manipular a la opinión pública con «las pandemias» para que «nos terminemos metiendo cosas en el organismo que no tendrían por qué estar ahí».

 

Reptilianos y extraterrestres

 

Las conferencias en la UPCT estuvieron trufadas de planteamientos pseudocientíficos y conspirativos. Por ejemplo, se expuso la teoría de que la evolución de los prehomínidos a homínidos se produjo por una “manipulación genética” de los reptilianos, una raza extraterrestre que desde entonces estaría presente en la Tierra, intentando controlar a la humanidad.

 

Carrillo se manifestó convencido de la veracidad de esta teoría, así como de la conexión de los templarios y los cátaros con María Magdalena, quien habría desembarcado en el sur de Francia tras contraer matrimonio con Jesucristo.

 

 

Fuente: RIES